Cardo mariano, infusión sanadora

CompártemeShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest

¿Has escuchado alguna vez hablar del Cardo Mariano? Este tiene como nombre científico Silybum Marianum y si crees que no lo has escuchado pues el cardo mariano también es llamado en algunos países como: cardo de Santa María, cardo lechal, cardo cabrero cardo pinto y cardo mariana, y se puede preparar una infusión con el mismo.

cardo mariano infusion natural

El cardo mariano es nativo de Asia, India y las costas Mediterráneas. Esta planta llega a crecer unos 2 metros de altura y lo hace en cualquier zona que se adapte a su clima, normalmente son áreas silvestres.

Propiedades del cardo Mariano

El cardo mariano cuenta con muchas propiedades las cuales podemos aprovechar de diferentes maneras para ciertas ocasiones

  • Enfermedades del hígado. Al buscar el cardo mariano en cualquier tienda física o en internet inmediatamente te mencionaran problemas con el hígado y es que cada vez crece más la población que sufre de enfermedades del hígado. Y el cardo mariano es un remedio natural muy recomendado para estos casos.
  • Depuración natural. Esta planta cuenta con propiedades diuréticas y antioxidantes.
  • Retención de líquidos. El cardo mariano ayuda mucho a contrarrestar las enfermedades urinarias.

Puedes ver muchas más propiedades leyendo “36 Propiedades del Cardo mariano (Silimarina), que te sorprenderán

Infusiones de Cardo Mariano

Conoce que tipo de infusión de cardo Mariano debes prepararte según tu situación y como debes ingerirla.

1- Infusión con cardo mariano para el cansancio y la fatiga

Para esta infusión debes mezclar el cardo mariano con salvia y cola de caballo. Verter una cucharada de la mezcla anterior en una taza de agua, hervir y tomar dos tazas diarias.

2- Infusión con cardo mariano para el hígado graso

Como ya mencionamos el cardo mariano es el remedio natural indicado para problemas con el hígado. Para este tipo de infusión debes mezclar el cardo Mariano con agrimonia y melisa, extraer una cuchara y añadirla a una taza con agua caliente. De esta infusión se debe tomar tres veces al día, una en cada comida.

3- Infusión con cardo mariano para la hepatitis

En este caso se debe hervir un litro de agua con 40 gramos de los frutos por aproximadamente 30 minutos. Luego se deja enfriar al natural, se pasa por un colador y se toma ese litro durante el día.

4- Infusión con cardo mariano para el colesterol alto

Para hacer esta infusión se debe mezclar el cardo mariano con ajenjo y corteza de arraclán. Añadirle medio litro de agua y hervir por unos diez minutos. Esta mezcla se puede tomar de 2 a 3 tazas a lo largo del día.

Si te resulta incómodo o complicado preparar las infusiones, o quieres tener la seguridad de lo que tomas y de la dosificación adecuada, estas mismas propiedades también las puedes obtener con la conveniencia de un suplemento concentrado de cardo mariano.

Asegúrate de que este normalizado al 80 % de silimarina (que es el principal extracto activo del cardo mariano) y que sea fabricado siguiendo todas las buenas prácticas europeas.

Banner cardo mariano

CompártemeShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *